ENVÍO EN 24H / GRATIS A PARTIR DE 40€

PAGO SEGURO

MUESTRAS GRATIS Y REGALO SORPRESA

DURANTE LA CRISIS DEL COVID-19, SEGUIMOS TRABAJANDO Y COMPROMETIDOS

DURANTE LA CRISIS DEL COVID-19, SEGUIMOS TRABAJANDO Y COMPROMETIDOS

Recursos para evitar los pensamientos negativos

meditar
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
meditar
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Recursos para evitar los pensamientos negativos

Llevamos ya un largo confinamiento y es posible que en algunos momentos podamos caer en un círculo de pensamientos negativos. Es determinante la forma en la que percibimos esta situación y otras a las que nos enfrentamos en la vida, que es tan personal como el compendio de experiencias y aprendizajes que componen nuestra mente. Hemos aprendido a entender el mundo de una forma personal y concreta. Pero, igual que aprendemos, podemos desaprender y reaprender a desarrollarnos en nuestro entorno de manera que nos sintamos mejor

Muchas veces, los pensamientos negativos, son ligeras y sencillas reflexiones que aparecen sin querer, se mezclan con otras y pueden entrar en una inercia que les hace crecer y potenciarse, hinchándose como un globo. 

En situaciones como esta, a veces mantener la calma puede convertirse en un reto, un reto que podemos afrontar. Los pensamientos negativos o de derrota, lejos de ayudarnos, contribuyen a desanimarnos e incluso pueden influir en nuestro comportamiento y toma de decisiones. Debemos tener muy presente que podemos pararlos y así evitar alimentarlos para que no se acrecienten.

Te proponemos algunos recursos que te ayudarán a la hora de detectar el momento en el que surgen y desactivar los pensamientos negativos que te puedan estar rondando la mente.

  • Desde fuera: trata de poner distancia y atiende al pensamiento que te asalta como una tercera persona, evita juicios, no impliques tus sentimientos, observa la negatividad como un espectador. Habitualmente, son pensamientos irracionales fruto de distorsiones en nuestra percepción, o forma de entender una determinada situación. Déjalo ir, admite su presencia y deja que pase, visualízalo como una hoja que cae del árbol y se aleja con el viento, o como una vela que apagas sin problemas.

  • Filtra la realidad: plantéate si tu pensamiento está realmente ajustado a la verdad, si es cierto, si puedes probar con evidencias, si tu interpretación es objetiva, si te estás responsabilizando demasiado o si estás dramatizando la situación más de lo que es. Razona sobre si hay algún otro argumento más realista. 

  • Rompe el círculo: evita caer en rumiaciones y mantener tu mente masticando una y otra vez los pensamientos negativos. Suele ser infructuoso pensar más en algo para tratar de solucionarlo dándole vueltas como en una lavadora. Es mejor que recurras al punto anterior, trates de filtrar y te actives físicamente para ayudarte. Prueba a hacer unas sentadillas, unos bailecitos, entretente limpiando o reorganizando algo, haz la lista de la compra… Distráete.

  • Perdónate: nadie es perfecto. Todas las personas cometen errores, más o menos graves, pero todos nos equivocamos continuamente. Ayúdate, quiérete, no te autocastigues, no agrandes tus errores y no los uses contra ti. Es infinito todo lo que podemos aprender y mejorar, ocúpate de sacar lo mejor de ti, de dar lo mejor, pregúntate cómo te gustaría ser y trabaja en ello. Cada una de nuestras experiencias, errores o no, son un aprendizaje. Gracias a nuestros baches, podemos obtener buenas lecciones que nos ayudan a mejorar.

  • Recurre al optimismo: igual que aprendiste a tener pensamientos derrotistas, puedes aprender a producir pensamientos positivos. Intenta pensar en positivo, haz listas mentales con las cosas buenas que te pasan. Pensar en el lado bueno, es más fácil de lo que crees, suele ser lo contrario de los pensamiento negativos que nos hemos acostumbrado a generar. Busca una forma de tener siempre presente tu nuevo optimismo, algo que te acompañe y te lo recuerde, una nota, un lazo, un adorno…

Esperamos que estos consejos te sirvan de apoyo y logres detectar y frenar los pensamientos negativos. Recuerda que, aunque a veces pueda parecer muy complicado, siempre se pueden parar estos pensamientos indeseados y que podemos reprogramar nuestra mente para sentirnos bien. 

¡Mucho ánimo y gracias por quedarte en casa!

Subscríbete a nuestro newsletter

Te podrás beneficiar de promociones y ofertas exclusivas para suscriptores. 

Sin llenarte el buzón, garantizado.  

Puedes compartir este post en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on reddit
Share on whatsapp
Share on email

Sobre la crisis del COVID-19

Seguimos trabajando y comprometidos

Desde la declaración del estado de alarma, nuestro equipo hace teletrabajo.

Continuamos con nuestra actividad como proveedores de distribuidores de farmacias.

Nos comprometemos a mantener el abastecimiento y nuestro servicio de venta online, para que no te falte nada en tu establecimiento o en tu hogar.

¡Gracias por quedarte en casa y mucho ánimo!

Puedes leer nuestro comunicado completo aqui: