WE ARE WORKING NORMALLY DURING THIS COVID-19 CRISIS

Pequeños gestos, grandes cambios

salad-3921790_1920
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
salad-3921790_1920
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Pequeños gestos, grandes cambios

Muchas personas pretenden bajar de peso o reducir su colesterol, o sencillamente tener una vida más saludable, haciendo grandes sacrificios y tremendas modificaciones en su vida que, en muchas ocasiones, acaban en frustración.

Las costumbres, nuestros hábitos, crean estabilidad y salir de esta zona de confort puede generarnos una ansiedad y desarreglos en nuestro día a día que hagan que fracasemos en los avances que nos proponemos.

Sin embargo, para lograr nuestros objetivos, es mucho más sencillo partir de pequeñas cosas, detalles que poco a poco, podemos introducir en nuestras vidas hasta que pasen a formar parte de ella sin sufrir la sensación de privación o autocastigo.

Cuando iniciamos una dieta demasiado estricta y completamente alejada de nuestra habitual alimentación, es normal que nos cueste mucho mantenerla. Además, si la percibimos como un sacrificio, esto significará que saltárnosla se convertirá en un “premio” y en el fondo abracemos el atracón con gran satisfacción.

Para evitar que la dieta sea un sacrificio y las comilonas una forma de recompensa, el camino más adecuado es ir introduciendo los cambios que sabemos que necesitamos poco a poco. De esta forma, mejoraremos nuestros hábitos y los convertiremos en costumbres sin acusar tanto la variación. A continuación, anotamos algunos consejos que pueden ser de ayuda: 

  • Azúcar: Un buen punto de partida es ir eliminando los azúcares de nuestra alimentación. Esas dos o tres cucharaditas en el té o en el café, pueden pasar a ser una durante una o dos semanas y más tarde desaparecer del desayuno o la merienda. Así mismo, sustituir las galletas o bollería, paulatinamente, por algo de fruta, nos aportará el dulzor que tanto nos gusta, sin las calorías que la repostería aporta.
  • Lácteos: Otro punto importante es la reducción de productos lácteos, tanto el queso, como la leche y los yogures, son grasos y aunque los tomemos desnatados siguen sin ser especialmente adecuados para bajar de peso. En este caso es sencillo, y el cambio se puede realizar sin necesidad de esfuerzo. Existen posibilidades vegetales para sustituir a cada uno de estos elementos, leche de soja, avena o almendra,  quesos  y yogures vegetales pueden ser un buen reemplazo para comenzar, pero no nos engañemos, aunque son menos grasos, en muchos casos también pueden contener azúcares, es importante buscar las opciones vegetales libres de azúcar y bajas en calorías.
  • Carnes y pescados: Es importante reducir significativamente el consumo de carnes, especialmente salchichas, embutidos y otros procesados, así como la carne roja, son desaconsejados por la OMS por su relación con el cáncer y su impacto negativo en nuestra salud. Si queremos bajar de colesterol y presumir de un cuerpo sano, tendremos que tener esto muy en cuenta. En este caso, también existen infinidad de opciones vegetales que ayudarán a reducir considerablemente este consumo sin que los echemos de menos. Por su parte, los pescados azules como boquerones, anchoas, sardinas, caballa, salmonete o gambas, deben ser limitados para reducir el ácido úrico, otros pescados también pueden tener un impacto negativo por la cantidad de mercurio que albergan. Muchas personas, van supliendo estos alimentos por algas marinas que, además de conllevar aportes muy saludables por su alto contenido en yodo, fósforo, calcio, hierro, vitaminas y fibra, proporcionan unos sabores muy parecidos a los del pescado y unas digestiones mucho más ligeras.

Introduciendo estas pequeñas reformas en nuestras vidas, siempre pasito a pasito y sin prisa pero sin pausa, conseguiremos una alimentación mucho más saludable y con ella, los beneficios de una dieta más sana. Te animamos a comenzar cuanto antes y a que alcanzar los buenos hábitos de alimentación que deseas ¡Logra tus objetivos! 

Subscríbete a nuestro newsletter

Te podrás beneficiar de promociones y ofertas exclusivas para suscriptores. 

Sin llenarte el buzón, garantizado.  

Puedes compartir este post en:

Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on reddit
Share on whatsapp
Share on email

Sobre la crisis del COVID-19

Seguimos trabajando y comprometidos

Desde la declaración del estado de alarma, nuestro equipo hace teletrabajo.

Continuamos con nuestra actividad como proveedores de distribuidores de farmacias.

Nos comprometemos a mantener el abastecimiento y nuestro servicio de venta online, para que no te falte nada en tu establecimiento o en tu hogar.

¡Gracias por quedarte en casa y mucho ánimo!

Puedes leer nuestro comunicado completo aqui: